dom. Jul 12th, 2020

Poemas de Ana María Díaz

3 min read

Tengo 24 años y soy humana, psicóloga y apasionada por el arte y la música. Cuento con formación en intervención en crisis, sufrimiento y duelo desde la escuela humanista existencial de la psicología. En cuanto a mi experiencia laboral, he acompañado diversos procesos psicoterapéuticos de manera individual y grupal en diferentes IPS.

Me apasiona el arte en todas sus expresiones, especialmente, el arte del encuentro humano, pues siento que es desde allí que podemos crecer (sí, con S) y trascender. Es por este motivo que, respeto, rescato y acojo los valores humanos que nos permiten observar, vivir y sentir desde la genuinidad y el corazón.

También, voy siendo una persona transitando poco a poco la existencia, procurando darle sentido a la misma y construirme; y parte de este tránsito, consiste en explorarme y permitirme ser en diferentes escenarios y contextos. Es por este motivo, que me he acercado recientemente a la escritura, un campo que me llama profundamente la atención, el cual disfruto bastante y me ha permitido conocerme.

Tiendo a escribir como proceso de catarsis, exteriorizando lo que ocurre en mi corazón, en mi espíritu y en mi mente, y he descubierto que, crear y construirme mediante la escritura ha sido muy valioso en mi vida; principalmente, porque, aquello que escribo es desde la autenticidad, desde mi humanidad y vulnerabilidad, desde mi completa desnudez…allí soy yo, a pulso.

Soy Ana María, quien ha nacido y muerto constantemente en este tránsito.


POEMAS


LA GRAN PARADOJA

La inmensa totalidad,

Siempre compuesta de paradojas

En donde aquello menos pensado

Se mantiene en posibilidad

Allí, se funden el blanco y el negro

Se abrazan el frío y el calor

Se besan la verdad y la mentira

Y se aman la certeza y la incertidumbre

Allí juegan la luz y la sombra

Se dan la mano el movimiento y la quietud

Van por un café el fin y la eternidad

Y conversan el ser y el no ser

Comparten silencios el corazón y la razón

Ríen juntos el caos y el orden

Dan un paseo el sentido y el sinsentido

Y danzan en un abrazo la vida y la muerte

Tantos incontables absurdos

Infinitas e ineludibles uniones

Tan sólo perpetuas paradojas

Llamadas por siempre existencia.


ADIÓS

Una palabra, dos sílabas

Aparentemente simple de pronunciar

Aunque resulta mucho más simple

Decir hipopotomonstrosesquipedaliofobia

¡Infinitas veces!…

Y es que suele ocurrir,

Que lo más simple

Se disfraza de complejidad

Y lo más complejo

Se disfraza de simpleza.


VEN, TOMEMOS UN CAFÉ JUNTAS

A ti, que siempre has estado

Que das cada paso que doy…

Que has ido transformando

Todo lo que yo soy

A ti, que nadie te entiende

Que nadie te habla

A ti, que eres temida

Que eres tan solitaria

Hoy yo te expreso curiosidad

Sobre el sentido de tu presencia

Pues quiero saber la verdad

Del para qué das fin a toda existencia

Y es que, tú siempre estás

Trayendo contigo la finitud

Ayudándome a interiorizar

Que no existe la total quietud

Quiero que me mires fijamente

Para decirme qué esperas de mí

Y entonces, cuando vengas definitivamente

Me pueda ir tranquila junto a ti

Ven…mi querida muerte

Ven, tomemos un café juntas

Prometo que voy a recibirte

Así se pongan mis pelos de punta

Que el sentido de tu presencia

Es darle valor a la mía

Porque si tú no existieras

Tampoco existiría la vida.

1 thought on “Poemas de Ana María Díaz

  1. Quiero de corazón decirte, que me ha encantado el poema “Ven, tomemos un café juntas” porque hablas contigo de una forma trascendental, sin miedo y con mucho amor al devenir, aunque este tenga sus incertidumbres que el camino dispondrá!

    La descripción de lo que eres también fabulosa. Sigue derramando lágrimas de arte sobre el papel, que sea fiel testigo de las huellas de tu andar y fiel patrones del misterio a seguir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © Todos los derechos reservados / Hoja negra oficial Colombia | Newsphere by AF themes.