mié. Jun 3rd, 2020

Selección poética de Begoña Abad

3 min read

Begoña Abad, Poeta Española, nacida en Villana sur del Río Oca, sus inicios en la literatura comienzan con la creación de cuentos infantiles y cuentos para adultos. Ganadora del premio de relato en la Universidad Popular de Logroño, en 2012 publicó el poemario cómo aprender a volar.


POEMAS


“Aunque tú y yo nunca, tú y yo siempre…”

Qué grande mi amor

porque no te necesito y lo sé.

Porque no cambiaría nada por ti

ni quiero que tú cambies por nada.

Porque podría no volver a ver tus ojos

ni siquiera a saber nada más de ti.

Incluso podría borrarte la vida de mi memoria

(¡Dios no lo quiera!)

pero lo hecho, hecho está.

Qué suceso prodigioso amarte de esta manera

y que se abran los días sólo por eso.



DESOBEDECER

Desobedecer con la terca humildad

del que no tiene argumento intelectual que lo defienda

pero tiene el sentido primitivo de lo justo.

Desobedecía, así, desde niña

cuando no creía que los padres tuvieran siempre razón,

ni que las sotanas fueran palabra de Dios.

Desobedecía cuando me hablaban de la verdad mintiendo,

cuando predicaban pero no daban trigo

y cuando me decían que obedecer era amar

pero yo ya intuía que amar era otra cosa

que agachar la cabeza para esperar el golpe.

Cuando escuchaba mi nombre

nunca dije “servidora”.


¿Qué hiciste en tu vida?

Caer y levantarme.

Aprender a curar rodillas magulladas.

Echar remiendos en los desgarros.

Inventar menús para los que tenían hambre.

Caer y levantarme.

Escuchar los gritos silenciosos del miedo.

Hacer hueco para que cupieran todos.

Sumar y multiplicar la alegría de diario.

Restar y dividir la angustia y la tristura.

Abrir puertas.

Caer y mirar desde ahí.

Caer y levantarme.


La perversión consiste

en convencernos

de que la bondad

equivale a la estupidez.


Leo un artículo sobre la anarquía y me parece un poema de AMOR…


Sin yo saberlo, ni saberlo tú,

porque, en fin, nada sabemos,

resulta que estamos hechos

de la misma, exacta, luminaria

y yo aprendo a encenderme

cuanto más te dejo encenderte a ti.

Pudiera ser que ambos

sólo fuéramos el reflejo de la luz del otro.


POESÍA Y DIGNIDAD

Voy a cumplir sesenta años.
De los sesenta, más de cuarenta
sólo era eso que en el DNI
ponía, de profesión, sus labores.
Los últimos catorce
he trabajado de portera
en una finca urbana.
Cuando friego, lo hago con dignidad
y cuando termino la tarea,
en ese mismo lugar,
escribo poemas
para defender la dignidad
de los más invisibles,
por si los que la perdieron
entre visas oro y el brillo del poder
quieren hacerles creer
que no tienen derecho a ella.
Cuando miro a los ojos,
cuando hablo, respiro o lloro,
lo hago también con dignidad.


Hoy tengo tiempo de amasar
con las manos algo doloridas
mi propio pan y un poco más
por si te aceras a la casa.
Hoy sacaré un rato para subir a la fuente
y a lo mejor bajar al río chico
a mirar las berrañas.
Limpiaré el barro de mis botas,
también con mis manos doloridas,
antes de subir las escaleras
de la casa de Salvia
que ha decidido marcharse en paz,
no quiero manchar lo que dejó limpio.
Hoy tengo que sacar un rato
para cantar un mantra dulce
a la puesta de sol, como hice a su salida,
y unos minutos de oración
mientras te acaricio el cuerpo cansado.
Hoy contaré las veces que doy gracias
por los besos que dejaste
ordenados en la alacena
y añadiré alguno para que no nos falten.
Otro día que no podré acudir a
las jornadas de poesía de la capital


Cuando la ola sabe que es mar
no necesita crecerse por encima de él,
ni necesita mover toda la arena de la playa,
le basta con batir en el instante
y retirarse después a formar parte
del todo al que pertenece.
Cuando la luciérnaga sabe que es luz
no necesita crecer por encima del sol,
ni necesita alumbrar toda la oscuridad,
se instala en mitad de un todo
que no alcanza a ver y alumbra
mientras dura la noche.
Ambas, la ola y la luciérnaga,
viven el gozo y la plenitud
como si fueran eternas.
Porque lo son.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © Todos los derechos reservados / Hoja negra oficial Colombia | Newsphere by AF themes.