Sab. Feb 22nd, 2020

LA POESÍA DE IGNACIO GAGO (ESPAÑA)

3 min read

Ignacio Gago nació en Córdoba en 1981. Licenciado en Filología Hispánica, trabaja como profesor de Lengua castellana y Literatura en el IES Santa Rosa de Lima (Córdoba).

Ha publicado los libros de poemas Peligro de ignominia (La Bella Varsovia, 2004) y Naranjas y canela (Ediciones Depapel, 2019). Sus textos han aparecido en diversas antologías como Radio Varsovia (La Bella Varsovia, 2004), Poesía por venir (Renacimiento, 2004), Terreno fértil (Cangrejo pistolero, 2010) o La vida por delante (Ediciones En Huida, 2012).

Poemas pequeños de animales con sueños es su primer libro infantil.


POEMAS


MUJER EN LA VENTANA

A contraluz el aire se hace denso.

El sol ha recortado entre la niebla,

con su luz celofán, el perfil de la tarde.

Hay un rumor propicio a la aritmética

recorriendo el silencio de las calles.

La ciudad se desmaya y yo la abrazo;

mi corazón se agrieta junto a un muro.

Contemplo el espejismo. En él me reconozco.

La soledad se filtra en los tejados

como una lluvia estéril.

Ahora te encuentro así, geométrica y azul,

detrás de una ventana. Tensa lengua de mar

que se adentra en la noche

y se desborda,

latido vegetal, faro encendido

por encima del tiempo y el paisaje.

Un barco leva el ancla.

Los cormoranes sueñan con la orilla.

Hoy quiero ver el mundo con tus ojos de espuma.


ESCAPE ROOM

He colocado rejas en todas las ventanas de la casa

para que no se escape tu recuerdo:

que no puedan tus ojos llegar al dormitorio

y en un descuido alcancen a encontrar la salida;

que tu risa no logre dejar estas paredes,

que siga preso el eco de tu voz en el baño.

He instalado también una puerta blindada

y he cerrado por dentro. Me he tragado la llave.

No encontrarás, amor, el modo de escapar.

Vas a quedarte aquí, conmigo para siempre.

Aquí tus ojos verdes, aquí tu risa pura,

aquí tus tiernos besos de naranja y canela.

Asume que he ganado, que ya lo he conseguido:

que no podrás marcharte jamás de este poema.


PASEO POR LA HABANA

                                                    “Quiero hacer contigo

                                                                            lo que la primavera hace con los cerezos”.

                                                                                                                        Pablo Neruda

La tarde cae plomiza sobre los espigones

con su luz sosegada como un recuerdo manso.

Solamente un velero esboza su arañazo en la bahía.

Huele a menta y café, al incienso yoruba.

Qué cálido es el mar, y su caricia

qué cálida también en los manglares.

Entre el murmullo negro de La Habana

ella acepta inmolarse por la vieja pasión

de aquello que resulta cotidiano.

Reclama para sí

lo mismo que hace el viento con la caña de azúcar.

Parece levitar, y sin embargo

la densidad del trópico en sus hombros

le hace posar los pies sobre la arena.

No es la arena, o el mar;

ni siquiera este cielo.

Es su reflejo azul brillándole en los ojos.


SI NOS ALCANZA EL FRÍO

En las ramas desnudas del granado

traza un rayo de luz su arquitectura.

¿Qué ingrávida canción es este vuelo

del mirlo que se aleja? ¿Qué pulso este que late

tras el batir exiguo de sus alas?

Sobre la cumbre helada, hacia poniente,

el sol rompe en fractales la flor de la hipotermia,

y el viento extiende un manto de hojarasca

que -a golpes- va cubriendo los raíles

abandonados del ferrocarril.

Yo me dejo alcanzar por el prodigio,

no opongo resistencia; en el paisaje

pintan su bisectriz los ángulos del frío.

Sé que el invierno al fin ha de encontrarme,

sé que lo hará violento y en lo oscuro.

Habrá que refugiarse,

ponerse cuerpo a tierra y avivar

los rescoldos azules del verano.

11 thoughts on “LA POESÍA DE IGNACIO GAGO (ESPAÑA)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © Todos los derechos reservados / Hoja negra oficial Colombia | Newsphere by AF themes.